GINO BARTALI, “IL GINETTACCIO”. EL CICLISTA JUSTO

Posted by | febrero 05, 2016 | Sin categoría | No Comments

Gino Bartali (nacido el 18 de julio de 1914 en Ponte a Ema (Florencia) – fallecido el 5 de mayo de 2000), apodado “el astuto” fue uno de los ciclistas italianos más grandes, profesional entre los años 1935 y 1954, durante los que consiguió 91 victorias. Ganador dos veces del Tour de Francia (en 1938 y 1948) y tres veces del Giro de Italia (en 1936, 1937 y 1947).

slide_232797_1098833_free

Bartali fue un excepcional escalador, vencedor del gran premio de la montaña del Giro de Italia en siete ocasiones y del Tour de Francia en dos. Fue pionero en utilizar el cambio de marchas Campagnolo. Anteriormente, las bicicletas incorporaban dos piñones y el cambio entre ellos significaba tener que parar y realizar el cambio, quitando la rueda trasera y volviéndola a poner dándole la vuelta, de forma manual.

ciclisti-in-salita

Era una época en la que no era raro ver a los ciclistas echarse un cigarro entre etapa y etapa o parar en una fonda de carretera a tomarse un vino. La especialización en el deporte no había llegado y los ciclistas competían casi con los mismos hábitos que la sociedad donde vivían.

Fausto-Coppi-Gino-Bartali-Cigars-Toto-al-Giro-Italia

Fue el gran rival de Fausto Coppi, el mejor ciclista italiano de todos los tiempos, rivalidad que dividía a los italianos, tanto deportiva como política y religiosamente (sus posturas políticas y religiosas también estaban enfrentadas). Sin embargo, por encima de aquella rivalidad, Coppi y Bartali estaban unidos por una gran amistad; compartieron equipo durante años y, en muchas ocasiones, el uno actuó de gregario del otro y viceversa

BartaliCoppi1952

Lo que nadie imaginaba es que en aquellos años oscuros del fascismo y la ocupación nazi de Italia, Bartali (uno de los símbolos del Partido Nacional Fascista), era en realidad uno de los personajes clave de una organización dedicada a salvar la vida de los judíos italianos a los que los alemanes querían enviar a sus hornos crematorios. A pesar de la interrupción del calendario ciclista por culpa de la guerra, Gino Bartali seguía entrenando por las carreteras de la Toscana y de la Umbría. Nadie podía suponer que en el cuadro de su bicicleta o debajo de su sillín transportaba documentos y pasaportes destinados a los judíos que se escondían en algunos de los monasterios italianos.

BARTALI2

Bartali no despertaba demasiadas sospechas pese a que la guerra impedía cualquier competición y resultaba extraño ver a alguien entrenándose en aquel ambiente. Corría con ropa en la que se podía leer su nombre, lo que le permitía recorrer kilómetros recibiendo los saludos efusivos de los soldados italianos, para los que era un auténtico ídolo. Era el correo perfecto.

Bartali

En los conventos y monasterios la red organizada por Giorgio Nissim -con el apoyo de varios arzobispos- se dedicaba a elaborar los pasaportes destinados a salvar la vida de cientos de judíos, documentos que Bartali transportaba jugándose la vida en aquellos viajes por las carreteras que conocía como nadie. Durante 1943 y 1944 el corredor toscano, el beato Bartali, se dedicó a esa misión sin que nadie le delatase.

Acabó la guerra y aquellos entrenamientos kilométricos aún le valieron en su carrera deportiva porque con 32 años pudo ganar en 1946 el Giro y en 1948 el Tour. Con 34 años, fue capaz de imponerse en el Tour de Francia en una demostración colosal en la montaña, imponiéndose nada menos que en siete etapas de aquella edición.

gino-bartali-7

De aquellos actos de generosidad, de aquellos hechos heróicos que significaron la salvación para centenares de personas, nunca habló en toda su vida y soportó estoicamente el sanbenito de ser tachado como el corredor del régimen de Mussolini.

En 2003, tres años después de su muerte se descubrieron los diarios de Giorgio Nissim, donde estaban apuntados todos los hechos, los kilómetros recorridos por Bartali, los nombres de las 800 personas que consiguió salvar y lo abnegado de su activa pero silenciosa dedicación a esta causa.

Esta actitud discreta, queda reflejada en las palabras de su hijo Andrea Bartali: “Mi padre era un católico ferviente. Casi nunca nos habló de lo que hizo durante la guerra. Decía tan sólo que ‘en la vida, esas cosas se hacen y basta’

BARTALI-JERUSALEN

About reno

RENO es una productora de contenidos audiovisuales ubicada en Madrid, (España). RENO is an audiovisual production company established in Madrid (Spain)

Leave a Reply

Your email address will not be published.